EL BAUTIZO DE MI HIJO

Muchas personas me han preguntado por el Bautizo.
Y es que mucha gente me miraba raro cuando dije que el que se bautizaba era Lucas. ¿Lucas?… ¿no está bautizado?

Pues no. No lo estaba… y ya sí. ¿Y cual es el problema? Pues supongo que ninguno, ¿verdad? Cada uno vive la religión como quiere o como puede.

Algunas personas se quedaron calladas sin atrever a decirnos nada, otros nos han dicho con naturalidad; ¿Una familia como vosotros y no tenéis el niño bautizado? (… que gracia me hizo esto. Le salió del alma), otros con total confianza y desde sus propias vivencias: “¿pero vas a continuar con este engaño tan antiguo?”…

Últimamente ya no salía el tema de conversación sobre el bautizo de nuestros hijos porque con esta edad casi todos los niños están bautizados y sino no lo están, entras directamente en el grupo de los “no creyentes”. Y como no estábamos en el primer grupo ni en el segundo… pues claro, la gente se sorprende. ¡¡Lo comprendo!!
Hay una cosa que no me gusta nada en la vida,  y es… hacer las cosas porque toca hacerlas, porque se han hecho siempre así y entonces no nos cuestionamos el por qué.

Y si, hay cosas que hay que hacer, como ir al médico si estas malo, digo yo…  porque es lo que hay… pero otras…

¿Porqué no pararnos a pensar, reflexionar y tomar decisiones desde la consciencia?

Cuando nos planteábamos como queríamos que fuese el nacimiento Lucas, el parto, sus primeros momentos, la lactancia, me dijo un día mi marido: “tengo la sensación de que la gente con la que hablamos ve más normal tomarse tiempo en decidir qué coche comprar que cómo quiere que su hijo nazca;  sin embargo, en momentos y decisiones importantes de la vida… nos dejamos llevar”

Me ha quedado grabado, porque pensé.. que suerte tengo tener a mi lado una persona como él y que razón tiene…

Cuando preguntamos a Segundo, un cura amigo, hace tiempo sobre su opinión de bautizar a Lucas “de mayor” nos dijo que, en aquel momento, se estaba dando cuenta de una cosa, y dijo algo así:

“Cuando una persona que no es creyente bautiza a su hijo y sabe que nunca más se va a preocupar de su formación espiritual hasta que llegue el momento de la Comunión, nadie la juzga; sin embargo, una reflexión como la vuestra: pensada, meditada, basada en una creencia y en unos principios… sí se juzga”

Los motivos por los que tomamos esa decisión fueron varios. Son personales y tampoco me quiero extender en exceso, a grandes rasgos: queríamos que supiese lo que iba a hacer, que conociese el significado del bautismo, la figura de Jesús y el sentido de este sacramento.

Cuando mi marido contó esto a un grupo de compañeros, una persona le dijo:

“que bonito esto de “retrasar” el bautismo, nunca lo había pensado así…”

Nosotros no queríamos elegir unos padrinos sin pensarlo. ¿Por qué? Porqué sé que mis hijos, por suerte, tienen muchas personas alrededor que les quieren. Muchas… son muy afortunados. Pero los padrinos no se eligen solo por aquella cuestión antigua de que si a los padres les pasaba algo los padrinos les cuidarían… (teniendo en cuenta que a veces los padrinos de los niños ni siquiera podrían mantenerse a ellos mismos).
No queremos unos padrinos para que regalen “el bollo”(una tradición asturiana) o para que le hagan un regalo cada año o cada vez que vengan a verle. No queremos que se convierta en un compromiso …
Un día leí en un post de una chica que tiene un blog conocido, que sus hijos le preguntaron por qué tenían padrinos y les contestó: “porque el cura lo mandó”. ¡¡¡Madre mía de mi vida!!!

¿Sabemos lo que significa el bautismo, los padrinos y el ritual en sí?
¿Que no eres creyente, que no eres cristiano, que no quieres bautizar…? Pues no pasa nada. Es algo tan, tan personal… quien soy yo para juzgar eso. Además si alguno le queda un resquicio de miedo… tranquilos el limbo ya no existe… (jejeje, quiero poner un poco de humor ante todo)
¿Qué has bautizado a tu hijo cuando era bebé? Yo no soy mejor que tu, ni tu mejor que yo (porque me he sentado con gente que creen que porque nosotros tomamos esta decisión les estamos diciendo que ellos lo hacen mal. Pues no…)

Lo que me da rabia es ver a mi alrededor personas que hacen las cosas porque toca hacerlas y entonces el día que tus hijos les pregunten, no sabrán qué contestar; y en ese caso la respuesta sería:

“Pues porque tocaba hacerlo y no lo pensé”

 

IMG_6815

Con esta reflexión no busco polémica, ni me quiero extender mucho más (que ya me pasé…) sinplemente quiero decir (y esta vez en primera persona) que yo no soy mejor que tú por bautizar, ni tú mejor que yo por haber bautizado antes… No juzgo. Simplemente, lo que busco con esto es trasmitir  CONSCIENCIA, saber por qué hacemos las cosas, saber qué sentimos al hacerlas, preguntarnos, reflexionar y cuestionarnos por los menos en los aspectos MÁS IMPORTANTES DE NUESTRA VIDA: nuestra pareja, nuestros hijos, nuestros trabajo, nuestra familia… y no hacer las cosas sin pensar, ¡¡solo porque toca hacerlas!!

 

Y para los que queríais fotos… os enseño las de nuestra mesa de postres en el salón de nuestra casa…

 

IMG_6800

IMG_6801

IMG_6802

Comenzamos la semana… con muchas ganas!!!

Yo empiezo una semana en la que tendré muchos, muchos momentos para estar con mis niños, y los voy a exprimir a tope!!!

Saray Escobar

 

 

 

 

 

10 pensamientos en “EL BAUTIZO DE MI HIJO

  1. Me ha gustado mucho tu reflexión. Tu punto de vista me ha encantado. Los míos están bautizados desde bebés. No porque toca, sino porque así lo hemos querido. Y tienen 3 nombres porque a mi me divirtió eso de los 3 nombres como antes. Que ya no se lleva, pero los quise poner: el suyo, el del padrino o madrina y otro significativo…
    Un besote y felicidades!!

  2. Aquí tenemos la polémica servida porque yo quiero bautizar a la bichilla y su padre se niega en redondo. Ya ves. hay gente que hace las cosas sin pensar y otros que les damos demasiadas vueltas a cualquier asunto. ¡Si es que no tenemos término medio! Me han gustado mucho las galletas.

    • Bueno en este caso llegar al termino medio es difícil, así que a ver que decidís!! Las galletas las hicimos sencillas porque no nos gusta el fondant y así estaban muy ricas. Un besín

    • Hola!! No sé que pasa desde mi movil que no puedo comentar en tu blog … Agggg… Leo los
      Blogs desde el lector de wordpress y ya no aparece al final de tu entrada el bocadillo para comentar y la estrella de “me gusta”… He leido tu post sobre la lactancia. Genial!!! Recuerdo ser una de esas que te decía que los comentarios irían a peor jajjajaja. Así que ánimo y a hacerte la sorda… Pero vamos lo de que si toman teta no sabes lo q comen… Eso no lo había oído nunca. Y yo pienso “pero oiga que mas da… Si deja de chupar es q ya se lleno y si sigue es q aún tiene hambre. De verdad creemos q un bebé no es capaz de saber cuando parar???” Un besin guapa

  3. Pues estoy de acuerdo en una cosa y es que cada uno vive la religión a su manera y tener que hacer las cosas cuando te toca y no cuando te apetezca me parece relativo. Mi bichito no esta bautizada, pero si algún dia ella quiere, lo haré y listo.

    • Pues si. Lo que estas diciendo o creo entender ya lo has reflexionado y has tomado una decisión y eso es lo que yo quería trasmitir. Pensar, reflexionar, ser conscientes de lo que sentimos… Nos apetece lo hacemos, no nos apetece no lo hacemos… Pero ya no es solo “porq me toca” ha habido una reflexión. Gracias por comentar!!!

  4. No había leido esta entrada Saray, me parece muy generoso por tu parte que reflexiones y hagas reflexionar a quien te lee. Tienes razón, yo hace tiempo me dí cuenta de que algunas personas a veces hacen cosas (importantes además) en sus vidas más de cara a los demás que para sí mismos, sin ni siquiera pensar el significado que puedan tener para ellos. Yo no soy mami así que aún no se me ha presentado ese momento, pero cuando lo haga, desde luego reflexionaré mucho sobre ello para tomar una decisión consciente y que al final, lo que tú dices, tenga sentido y se lo puedas hacer ver a tu hijo cuando le de por preguntar…

    • Gracias por tus palabras! Eso es lo que pretendo. No tener la verdad absoluta en lo que digo. Porque puedo estar equivocada en mis planteamientos a ojos de los demás. Pero quiero invitar a la reflexión. No creo que sea bueno para nuestros pequeños, da igual que sean hijos, primos, sobrinos… que son la futura sociedad, ver que los mayores hacen las cosas porque sí, sin plantearse, reflexionar, analizar… solo porque es lo que se lleva, es lo que hace todo el mundo… o como muy bien dices, por los demás y no por ellos mismos. Gracias por tu comentario. Me ha encantado. Un besín

  5. Pingback: Cumple de Martín: TEMÁTICA FUTBOL + RECETA + DIY CHUCHERÍA | En las Manos de Yaras

Este blog, se alimenta de tus comentarios!!! a mi me encanta saber que alguien al otro lado me está leyendo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s