UN MANDALA ES COMO LA VIDA MISMA

De verdad!!! este rato pintando el Mandala ha sido como ver mi día a día. Me ha encantado este rato para mi, para pararme, colorear y disfrutar de un rato sola. ¿Por qué? Os cuento mis descubrimientos.

Empecemos por lo que es un Mandala y por qué lo estoy pintando. Ha sido una idea de Ángeles. Y por cierto, una idea genial. En Punto Mom, coincidimos varias chicas que aquel día conectamos muy bien y hemos seguido con el contacto.

Poco a poco se ha convertido en un grupo para compartir nuestras experiencias diarias. Salió la idea por parte de Gabi del blog “Una hormiga detrás de la puerta”, de formar un grupo juntas en el que, entre otras cosas, idear un proyecto mensual.

Será propuesto por cada una de nosotras. Intentaremos que sea variado: Manualidades, cocina, belleza… Pondremos unas condiciones y una fecha para “enseñarlos al mundo”. Os invitaremos a través del facebook por si queréis participar en, “AfterPM”.

En PuntoMon conocimos a Laura de MY Wellnes Lab y pocos días después, vimos uno de sus post, en el que pintaba un mandala y explicaba sus beneficios. A Ángeles se le ocurrió que podríamos pintar uno cada una como parte de ese proyecto que tenemos juntas las chicas de “AfterPM”.

Y es que este ha sido uno de mis primeros pensamientos al hacer el Mandala: “Madre mía lo que me cuesta en el día a día buscar un tiempo para mi, sobre todo cuando los niños no tienen cole”. Y eso que le pongo consciencia a esto e intento cuidarme y buscar esos momentos y sin embargo el Mandala hasta el mismo día por la mañana en el que lo teníamos q presentar no me he puesto a colorear.

Se supone que un Mandala te ayuda a relajarte, a dejar de pensar, mente en blanco… ¿cómo?, ¿mente en blanco? esto es como el primer día que haces Zen que no encuentras postura, no eras capaz casi ni de respirar. Pues me ha sucedido lo mismo.

20140724-174539-63939779.jpg

No encontraba el lugar adecuado. En el salón estaba muy oscuro, fuera al sol me moría de calor… por fín, debajo de un árbol y después de pasar por varios sitios encontré mi lugar. Y es que, cuantas veces en la vida nos pasa esto. A mi me sucede, ir a un sitio y no sentirme cómoda, saber que tengo que cambiar, que ese lugar no es para mi. A veces lo hago y otras no.

Dudé en no marchar del salón, en “no complicarme la vida y quedarme como estaba” sacando los rotus, la silla, el café… para el jardín!!! Pero no… cambié de lugar y no me gustó… ¿A qué también nos pasa en la vida? Cambiamos de lugar, de profesión, de ciudad y creemos que nos hemos equivocado, seguimos sin encontrar nuestro sitio… y podemos quedarnos ahí o volver a aventurarnos a luchar por lo que queremos. Y volví a cambiar de lugar… y debajo de la sombra del árbol, dónde ahora mismo estoy escribiendo esto, estoy en la gloria. Este es mi lugar!!!

Parecía todo perfecto cuando me puse a pintar… pensé en sacar una foto. Lo hice y decidí alejar el móvil de mi para que realmente fuese un momento sin distracciones. ¿A qué se necesita eso con el móvil, el ordenador, las redes sociales… en la vida cotidiana? Bendita no-cobertura en esas ocasiones!!!

Me puse de nuevo a colorear y que paz, que maravilla… pero al poco rato me asaltaron los miedos. Como en la vida misma!!!! Todos estaban durmiendo y mi cabeza empezó a dar vueltas… “Y si se despiertan y ya no me dejan pintar, y si se despiertan me llaman y no les oigo y si no me da tiempo a presentar el Mandala hoy, y si…” Madre mía!!! Que difícil es para la cabeza, dejar de pensar, dejar las preocupaciones y los problemas a un lado.

Los miedos se superan enfrenándose a ellos me dijeron muchas veces. Y para mi es así. Mi miedo a ser interrumpida no me hizo abandonar. Y efectivamente después de otro rato de concentración, relajación… fui interrumpida. Y sin embargo fue una grata sorpresa.

El papá y el pequeñín vinieron a  darme un besito de buenos días. Que felicidad!!! Y el papá que es muy listo se dio cuenta de que yo estaba en un momento para mí!!! Se llevo al peque…

Pero en un descuido, el peque se vino a preguntarme que estaba haciendo… “mamá es muy bonito, puedes usar color naranja”. Los hijos te cambian la vida!!! Vaya si te la cambian. Seamos sinceros. Son una alegría, la ilusión de nuestras vidas… pero a veces como nos fastidia que nos interrumpan. Y eso me pasó a mi. Es así, soy sincera. Yo con mi dibujo y mis reflexiones, mi paz… y viene este ratón a  decirme que use el color naranja. Y como en la vida misma pues a veces tenemos que cambiar, aprender, aceptar, ceder y adaptarnos a ellos… Usé el naranja mientras me miraba muy atento.

Y que haría yo sin mi “medio limón” atento, alerta, y pendiente de mi y de mis necesidades… Se llevó de nuevo al pequeño y se ocupo también del mayor.

20140724-174703-64023498.jpg

Y pude acabar el Mandala. Con una grata sensación de sentirme afortunada por tener la capacidad de buscar el lado positivo a las cosas y a la vida, la gran suerte de que en un momento de mi adolescencia me mostrasen el camino del autoconocimiento, la consciencia personal… porque gracias a esto y a os que me lo mostraron puedo reflexionar sobre mi vida pintando en un papel de colores. Ahora lo llaman inteligencia íntrapersonal. No importa cómo lo llamemos, lo importante es que seamos capaces de hacerlo, de vez en cuando…

Que disfrutéis del fin de semana, que ya está cerca!!

Saray Escobar

20140724-175715-64635931.jpg

20140724-181857-65937130.jpg

5 pensamientos en “UN MANDALA ES COMO LA VIDA MISMA

  1. Aaaayyyy!!!Saray!!!qué guay!!!acabo de leerlo todo, me mola mogollón!!yo tb me siento identificada con lo que comentas del miedo a ser interrumpida,jajajaja, yo tb lo pinté en el último momento, la misma mañana de marchar de vacaciones🙉, madrugué y todo para hacerlo, pero me encantó la experiencia aunque tengo que confesar que al final estaba ya un poco a la expectativa de si despertaban y lo último que pinté no me llenó del todo…pero fue alucinante!!!justo terminé de pintar y despertó Ulises,jejeje
    Bueno, creo que tenemos que seguir con esta técnica de vez en cuando y siempre que podamos…AfterPM va a ser una gran experiencia en mi vida😊(decorar la ramita me encantó y está decorando mi salón😃)
    Un besin guapa!!!!

    • Que bien!!! Como me alegro. Yo tb creo que será una buena experiencia. Aún tenemos que contar lo del arbolito!! Jeje… Ahora a por el postre!! Pensar, pensar…

  2. Pingback: Decora tu salón con un árbol | En las Manos de Yaras

Este blog, se alimenta de tus comentarios!!! a mi me encanta saber que alguien al otro lado me está leyendo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s