LOS BUFONES DE PRÍA, UNA MARAVILLA DE LA NATURALEZA

Hola!!!

Con el día lluvioso de hoy, se me ha venido a la cabeza, la excursión que hicimos el año pasado a ver los Bufones de Pría con los niños. Me he puesto a buscar las fotos. No son muy buenas, la verdad. Estaba el día muy oscuro, aunque luego mejoró.

Creo que es un plan que se puede hacer incluso con mal tiempo. Aunque dicen que el fin de semana va a mejorar y hacer bueno.

Los bufones son espectaculares. La imagen que os llevéis de ellos, dependerá mucho de lo que os encontréis allí el día que vayáis. Si hace sol, pero está la mar revuelta, es un paisaje impresionante.

¡¡Ahhh!! perdón, me estaba adelantando, porque igual alguien no sabe lo que son los Bufones.

Los Bufones son grietas que se hacen en la roca caliza, que comunican el mar con la superficie del acantilado, por el interior. Cuando hay marea alta y la mar está brava, las olas chocan contra el acantilado y el agua sube por el canal con mucha fuerza, lo que provoca un bufido. De ahí su nombre, bufones.

 collage bufones de rpia

Recuerdo que la primera vez que un amigo nos dijo que nos llevaría a ver los bufones. Yo era pequeña. Estábamos preparados para ir al monte, pero aquel día amaneció horrible como para ir a caminar, así que nos dirigimos al Concejo de LLanes. Nos dijo, que no nos diría lo que eran los Bufones hasta que llegásemos allí. Y yo, estaba convencida de que era alguna especie de animal autóctono del que nunca nadie me había hablado.

¡Pues no! No eran animales. Cuando llegamos, nos encontramos al lado de un acantilado y según nos acercábamos a él, se oía un fuerte ruido. Cada vez más fuerte. Y a lo lejos, se veían unas nubes de agua. Eso eran los bufones. Agujeros en la tierra, similar a los geiser. Es un espectáculo muy bonito. A los niños les encantó. Aunque también les daba un poco de miedo al principio porque el bufonazo que hacen es fuerte. “Parece un monstruo”, decía Lucas.

Así que, si no lo conocéis, animaros. Os dejo alguna recomendación que me parece importante:

  • Id preparados con calzado cómodo. A poder ser, botas, porque suele haber barro, agua, piedras…
  • No llevéis el coche hasta los mismos bufones. Porque además de que es imposible, cuanto mas llevéis el coche en dirección a el mar, más difícil es luego salir. Los caminos son estrechos y no hay zona para dar vuelta, ni para aparcar. Esta última vez que fui, había tanta gente que era muy complicado. Supongo que tendrán que regular esto de alguna manera.
  •  Podeís dejar el coche en el pueblo y hacer un pequeño paseo-ruta. No es tanto y de paso disfrutáis del paisaje. También hay una ruta específica de los bufones, os dejo el enlace.
  • Sed respetuosos en donde aparcáis. Incluso en el pueblo, podéis preguntar, si molesta el coche dónde tenéis pensado dejarlo. A veces, aparcamos los coches delante de la puerta del señor Manolo, que está en su casa tranquilamente y no puede ni entrar por la puerta. Pienso que a veces la gente de los pueblos tiene que cansarse de estas situaciones. A nadie nos gustaría que nos hiciesen eso, en la entrada de nuestra casa..
  • Los bufones no son peligrosos, siempre que se tomen las medidas de seguridad oportunas. Cuando caminas por el acantilado los bufones son agujeros en el suelo. ¡Cuidado con los niños! Cuando el agua del mar sale por los agujeros, puede traer piedras, algas, restos de materiales que se encuentren el mar, y alguno de ellos, puede haceros daño si os golpea con tanta fuerza.

Hay agujeros pequeños que parece que no sale agua. Pero solo lo parece. Porque esa primera vez que fuimos a los bufones cuando era pequeña, mi padre, se acercó a uno de esos pequeños agujeros con una expresión del tipo, “bah, esti nada…” ,y en ese instante… subió todo el agua y lo empapó. ¡Me río sola al recordarlo! Se mojó entero. Toda la ropa… ¡toda! y encima lleno de arena, claro. (Bah, no creo que me mate por contaros esto 😉 )

  •  Y para los que no son tan pequeños… El acantilado es piedra caliza, en muchas zonas está suelta y rompe con mucha facilidad. La gente por sacarse la fotos bonitas hacen locuras. Y se acercan demasiado al acantilado. Yo me quede alucinada el año pasado. De verdad que no sé, como no ocurren más desgracias. Es para reflexionar.
  • Mirad las mareas. Si no está la marea alta, no veréis los bufones.

 

Aqui tenéis más imagenes de los Bufones.

 

Si os animáis a ir este fin de semana… O si, lo guardáis para cuando vengáis a conocer Asturias… sea como sea, espero que lo disfrúteis mucho!  ¡¡¡Sé que os gustará!!! Y me contáis, ¿vale?

¡¡¡¡Un besín y que acabéis bien la semana!!!

mi firma de otoño

3 pensamientos en “LOS BUFONES DE PRÍA, UNA MARAVILLA DE LA NATURALEZA

Este blog, se alimenta de tus comentarios!!! a mi me encanta saber que alguien al otro lado me está leyendo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s