LOS BUFONES DE PRÍA, UNA MARAVILLA DE LA NATURALEZA

Hola!!!

Con el día lluvioso de hoy, se me ha venido a la cabeza, la excursión que hicimos el año pasado a ver los Bufones de Pría con los niños. Me he puesto a buscar las fotos. No son muy buenas, la verdad. Estaba el día muy oscuro, aunque luego mejoró.

Creo que es un plan que se puede hacer incluso con mal tiempo. Aunque dicen que el fin de semana va a mejorar y hacer bueno.

Los bufones son espectaculares. La imagen que os llevéis de ellos, dependerá mucho de lo que os encontréis allí el día que vayáis. Si hace sol, pero está la mar revuelta, es un paisaje impresionante.

¡¡Ahhh!! perdón, me estaba adelantando, porque igual alguien no sabe lo que son los Bufones.

Los Bufones son grietas que se hacen en la roca caliza, que comunican el mar con la superficie del acantilado, por el interior. Cuando hay marea alta y la mar está brava, las olas chocan contra el acantilado y el agua sube por el canal con mucha fuerza, lo que provoca un bufido. De ahí su nombre, bufones.

 collage bufones de rpia

Recuerdo que la primera vez que un amigo nos dijo que nos llevaría a ver los bufones. Yo era pequeña. Estábamos preparados para ir al monte, pero aquel día amaneció horrible como para ir a caminar, así que nos dirigimos al Concejo de LLanes. Nos dijo, que no nos diría lo que eran los Bufones hasta que llegásemos allí. Y yo, estaba convencida de que era alguna especie de animal autóctono del que nunca nadie me había hablado.

¡Pues no! No eran animales. Cuando llegamos, nos encontramos al lado de un acantilado y según nos acercábamos a él, se oía un fuerte ruido. Cada vez más fuerte. Y a lo lejos, se veían unas nubes de agua. Eso eran los bufones. Agujeros en la tierra, similar a los geiser. Es un espectáculo muy bonito. A los niños les encantó. Aunque también les daba un poco de miedo al principio porque el bufonazo que hacen es fuerte. “Parece un monstruo”, decía Lucas.

Así que, si no lo conocéis, animaros. Os dejo alguna recomendación que me parece importante:

  • Id preparados con calzado cómodo. A poder ser, botas, porque suele haber barro, agua, piedras…
  • No llevéis el coche hasta los mismos bufones. Porque además de que es imposible, cuanto mas llevéis el coche en dirección a el mar, más difícil es luego salir. Los caminos son estrechos y no hay zona para dar vuelta, ni para aparcar. Esta última vez que fui, había tanta gente que era muy complicado. Supongo que tendrán que regular esto de alguna manera.
  •  Podeís dejar el coche en el pueblo y hacer un pequeño paseo-ruta. No es tanto y de paso disfrutáis del paisaje. También hay una ruta específica de los bufones, os dejo el enlace.
  • Sed respetuosos en donde aparcáis. Incluso en el pueblo, podéis preguntar, si molesta el coche dónde tenéis pensado dejarlo. A veces, aparcamos los coches delante de la puerta del señor Manolo, que está en su casa tranquilamente y no puede ni entrar por la puerta. Pienso que a veces la gente de los pueblos tiene que cansarse de estas situaciones. A nadie nos gustaría que nos hiciesen eso, en la entrada de nuestra casa..
  • Los bufones no son peligrosos, siempre que se tomen las medidas de seguridad oportunas. Cuando caminas por el acantilado los bufones son agujeros en el suelo. ¡Cuidado con los niños! Cuando el agua del mar sale por los agujeros, puede traer piedras, algas, restos de materiales que se encuentren el mar, y alguno de ellos, puede haceros daño si os golpea con tanta fuerza.

Hay agujeros pequeños que parece que no sale agua. Pero solo lo parece. Porque esa primera vez que fuimos a los bufones cuando era pequeña, mi padre, se acercó a uno de esos pequeños agujeros con una expresión del tipo, “bah, esti nada…” ,y en ese instante… subió todo el agua y lo empapó. ¡Me río sola al recordarlo! Se mojó entero. Toda la ropa… ¡toda! y encima lleno de arena, claro. (Bah, no creo que me mate por contaros esto 😉 )

  •  Y para los que no son tan pequeños… El acantilado es piedra caliza, en muchas zonas está suelta y rompe con mucha facilidad. La gente por sacarse la fotos bonitas hacen locuras. Y se acercan demasiado al acantilado. Yo me quede alucinada el año pasado. De verdad que no sé, como no ocurren más desgracias. Es para reflexionar.
  • Mirad las mareas. Si no está la marea alta, no veréis los bufones.

 

Aqui tenéis más imagenes de los Bufones.

 

Si os animáis a ir este fin de semana… O si, lo guardáis para cuando vengáis a conocer Asturias… sea como sea, espero que lo disfrúteis mucho!  ¡¡¡Sé que os gustará!!! Y me contáis, ¿vale?

¡¡¡¡Un besín y que acabéis bien la semana!!!

mi firma de otoño

Sabores. Algo más que un bar, en Gijón

¿Cómo definirlo?

Engloba tantas cosas… Os cuento…

IMG_4689

IMG_4695

Es bar. Pero no un simple bar. Es un bar con productos ecológicos y gourmet.

Es pequeñito. Está en la calle Ezcurdia, 93 (aquí)

¿Cómo puede haber tantas cosas ricas en tan poco metros cuadrados?

Se puede comer, tapear… Ricas tostas, ensaladas, delicatesen… Desayunar un croisant recién hecho o una tosta de aceite con jamón.

IMG_4702

Y también es tienda. Tienen unos yogures ecológicos y un arroz con leche riquísimos. Vino, tés, chocolates, comida para llevar…

 

IMG_4705

IMG_4704

IMG_4701

IMG_4699

IMG_4698

Batidos, cervezas ecológicas de importación, chocolate con churros, café y té ecológico…

 

IMG_4697

IMG_4711

Pero sin duda lo mejor para mis hijos, son los “helados de Arturo” como dicen ellos.

IMG_4707

IMG_4703

Nos queda cerca de casa de la bisabuela. ¡Son la perdición!.

Para mi el helado de nata de Sabores es el mejor del mundo!!! Pero hay muchos sabores más, ricos y sorprendentes.

Si váis a Gijón, es parada obligada.

Además de todas las cosas buenas que puedes “saborear” aquí, nosotros les tenemos un cariño especial a Ángela y Arturo porque, desde hace 5 años que los conocemos, siempre han sido muy cariñosos con nosotros.

En esa época, íbamos a Gijón, pero la bisabuela no estaba allí. Así que, para mi, han sido un gran apoyo cuando buscaba un rato de charla con adultos y cuando buscaba un café y un poco de descanso, mientras Lucas se tomaba un helado y le daba el pecho a Martín. Yo siempre cargada con mis hijos en brazos, cargada de pinturas, tizas, juguetes… Y ellos siempre atentos, sonrientes y serviciales.

Ahora muchas cosas han cambiado ya. Mis hijos han crecido. Ya no son tan dependientes de mi, ni yo tengo esa necesidad extrema que tenía en ocasiones antes, de salir al mundo adulto por un instante. Pero lo que no va a cambiar, es que seguiremos disfrutando de los sabores y la compañía de “Sabores” hasta que ellos quieran.

No olvidéis si estáis alli y tenéis niños, visitar el Parque de Isabel la Católica , queda muy cerca. Tiene una gran zona de juegos, zona verde, para andar en bicicleta, estanque con patitos… es el pulmón de Gijón!!

Igual hasta nos vemos allí !!! ¿Qué os parece?

Saray Escobar

Vejer y El Jardín del Califa

Comenzamos esta semana, madrugando…

Nosotros ya hemos vuelto a nuestra tierra. Estamos en Asturias. Y ya no viajaremos más este verano fuera de aquí. “Ya os vale”, pensará alguno. Y la verdad es que si. Ha sido muy intenso en cuanto a viajes y experiencias.

A estas alturas ya sabéis todos que hemos estado en Cádiz. He escrito varios post sobre nuestra vacaciones en el sur.

Este es la último. ¿He dejado lo mejor para el final? Podéis juzgar vosotros mismos.

 

paseando por Vejer

vista de Vejer

tienda en Vejer

Nos habían dicho que Vejer era muy bonito. Sin entrar en más explicaciones.

Es más que bonito. Tiene un encanto especial. Limpio, cuidado… esa mezcla del blanco de las casas con la piedra de la muralla es preciosa.

anigif vejer

Callejear, pasear y perderse por las estrechas calles, por las plazas. Leer algo de su historia, de la importancia de este pueblo en la Batalla de Trafalgar… son cosas que no podéis dejar de hacer. No os va a defraudar la visita.

Y me he dado cuenta de que no lo conoce tanta gente. Pueblos como Cónil, Zahara, Chipiona, Jerez… son más conocidos. Quizás por eso Vejer todavía guarda ese encanto. A veces la tranquilidad es exquisita.

Y la guinda del pastel, en esta visita, fue cenar en el Jardín del Califa.

Al llegar a la plaza os encontráis una pequeña fachada. No os podéis imaginar lo que es por dentro.

el jardín del califa 1

el jardín del califa escaleras1

piscina el califa

Son varios edificios unidos e independientes que forman a su vez un solo conjunto. Un hotel, un restaurante, una tetería…

Cenamos solos, sin niños, sin prisas, charlando largo y tendido… eso si que ha tenido mérito y encanto. Benditos abuelos que nos dieron el mejor regalo de aniversario.

Bajamos unas escaleras, estrechas y empinadas, iluminadas con luz tenue y velas.

luces en el jardín del califa

Para salir a unas callejuelas estrechas, llenas de misterio…

visitando Vejer

tetería jardín del califa

el califa

el califa patio

Caminando por ellas llegamos al patio de El Jardín del Califa. Tranquilo, romántico…

 

reserva en jardín del califa

Disfrutaréis de un comida árabe, muy sabrosa. Una gran variedad de platos a elegir, con los mejores productos seleccionados… Muy ricos. De verdad. Que ya sé que algunos me váis a decir que no os gusta la comida árabe. Pero esta me apuesto a que sí!!!

 

pan en el jardín de las delicias

primeros platos en jardín del califa

 

Y para terminar la jornada. Un té en la Tetería del Califa. Viendo cómo se esconde el sol en el atardecer y cómo, poco después nos iluminaba una preciosa Luna. ¿Os acordáis de las fotos en Instagram?

 

teteria desde la terraza

vejer el califa

vista desde vejer

Otro secreto. Nos han dicho que es muy chulo comer en los bares del mercado al medio día. No lo he probado!!! Esa queda pendiente!!!

Esta claro que vamos a tener que volver a Cádiz. Nos queda tanto por ver…

¿Os animáis a conocer estos y más rincones de Cádiz?

Saray Escobar

CADIZ I : Os cuento nuestro viaje a Cádiz capital!!!

Hola!!!

Mirad que horas, pero no he fallado. Encontré wifi… por fín.

Os prometí que os contaría nuestras andanzas por Cádiz. Ahí va…

Teníamos claro que nos íbamos unos días a Cádiz con la familia. ¿Pero a qué pueblo? Nos costó decidirnos, porque escuchabamos gustos para todo. Y, efectivamente, al conocer Cádiz me he dado cuenta de que tiene muchos ambientes; depende un poco del plan en el que vaya cada uno.

Hasta que escuché a Laura (de la tienda Marais de Oviedo-Gijón; os dejo su enlace, aquí, ¡¡porque tiene una ropa preciosa!!) no nos terminamos de decidir. ¡Cómo me alegro de haber hablado con ella!, porque ha sido un acierto escoger Zahara de los Atunes de “campamento base”.

El viaje hasta allí, desde Asturias, lo dividimos en dos etapas y paramos una noche en Cáceres, que ya os contaré más adelante. Nunca habíamos viajado tantas horas seguidas en el coche con los niños y fue mucho mejor de lo que pensábamos. Entre dormir, mirar por la ventanilla, un poco de DVD y sobre todo… nuestro JUEGO DE LAS SEÑALES, que os conté aquí, hicimos el viaje estupendamente.

Os cuento nuestra primera ruta desde Zahara de los Atunes… al igual que hice el año pasado con Menorca.

RUTA 1: Cádiz capital

Visitamos la ciudad por la mañana. Aparcamos en la Avenida del Puerto (allí hay un parking) y allí mismo tenéis una oficina de turismo. Callejeamos por la zona vieja de la ciudad (no olvidéis gorra, calzado cómodo y agua).

Accedimos a través de la Plaza de San Juan de Dios, donde había una actuación de flamenco que nos encantó, y fuimos hacia la derecha en dirección a la Plaza de la Catedral. (Atentas al hotel de la Plaza de la Catedral… me daba una envidia esa piscina en la azotea, madre mía!!!)

catedral cadiz

piscina hotel de cadiz

catedral a lo lejos

Comimos cerca del Mercado Central y me he quedado con ganas de comer dentro de la plaza. ¡Para la próxima queda pendiente!

calle plaza mercado

IMG_7534

dibujo mercado de cadiz

Me encanta la luz que hay en Cádiz. Lo que menos me gusta el calor. Soy del Norte, ¡qué le vamos a hacer!; medio día en la ciudad me llegó. Pero reconozco que nos quedaron muchos rincones por conocer y que merece mucho la pena. Para la próxima quedan apuntados también los castillos de San Sebastián y de Santa Catalina (esta claro que tenemos que volver, jeje)

Me encantó pasar por el Arco de la Rosa. Esa zona de la ciudad es muy bonita y es donde quizás he visto los bares más atractivos para comer (la pinta desde fuera era muy buena).

arco de la rosa texto-side con marca de agua

calle cadiz

fachada geranios

escudo

Y callejear… y mirar para un lado y para otro. Para las fachadas de las casas, para las callejuelas y para todos lados. Para no perderse nada, ningún detalle.

 

arco de cadiz

Os voy a contar más cosas esta semana. Haré lo imposible para cumplir con mi cita de los Jueves. Ahora me voy… corriendo ¡¡que me esperan los enanos!!!

Disfrutad de la semana!!!

Saray Escobar

Más opciones para visitar en el norte de Cádiz:

  • Jérez y el zoobotánico
  • Chipiona / Rota / Arcos de la Frontera Y Puerto de Santa María (posibilidad de visitar bodegas)
  • Para ver la cría del toro y del caballo, en Medina Sidonia. http://www.acampoabierto.com
  • Sanlúcar de Barrameda y el Parque Natural de Doñana (posibilidad de visitar en barco y en todoterreno)

Vamos a la PLAYA en INVIERNO!!!!

1-2012-12-28 17.24.53

Quien ha dicho que no se puede disfrutar de la playa en Invierno?

A nuestros hijos les gustan todos los planes pensados para ellos que puedan “sonar a hacer lago diferente

1-2012-12-28 12.59.411-2012-12-28 13.08.51

Este es un ejemplo de un día de Playa en el mes de Diciembre. Es importante que no llueva en ese momento, por supuesto, y que no haya llovido en los días anteriores porque así la arena no estará tan mojada… y si hace sol mucho mejor… Bien abrigados, con botas, los cubos y las palas, gorro porque suele hacer viento, unos guantes viejos que puedan llenar de arena (aunque esto no lo veo imprescindible)… y muy importante ropa de repuesto por si acaso.

Sé lo que pensáis… el frío, se van a poner malos… ¡¡que estoy loca!!. Todo eso son posibilidades que a mi también se me pasan por la cabeza, y a mi marido más!!! (jeejee). Pero os digo de verdad que lo disfrutan mucho, y nunca se me han puesto malos por llevarlos a la playa en el invierno (también es verdad que si acaban de salir de un catarro o tienen muchos mocos no los llevamos).

Y para comer, un buen termo que aguante el calor, con sopa calentita, otro con café... y un plástico grande y unas mantas para sentarse en la arena

Y para comer, un buen termo que aguante el calor, con sopa calentita, otro con café… y un plástico grande y unas mantas para sentarse en la arena

Y si lo pensáis bien, cuando los llevamos a la nieve en invierno también hace mucho frío. Es cuestión de cambiar la mentalidad. No es necesario esperar a que sea Junio para ir a la playa, la primavera, el otoño o el invierno también es una buena estación para disfrutar de ella.

Faro de Mera. Coruña. Diciembre 2012

Faro de Mera. Coruña. Diciembre 2012

Saray Escobar